sábado, 1 de diciembre de 2007

Caminar


















Cuando es mejor el camino que el destino, perderse por Madrid siempre es grato, si puedes evitar ser engullido por la avalancha de gente. Recuerdo mi tiempo de estudiante en los que todo me llamaba la atención, y mira que siempre solía ir por el mismo sitio, creo que ahí fue donde empecé a ser consciente que tengo memoria de pez, o mejor aun, cuestionarme la noción de tiempo, oye que tampoco es necesario mortificarse.

Fue un paseo agradable y no solo cultural, ver que lo sublime puede ser algo imperfecto, una comida casera con amigos y mas luz dorada de Madrid, que el naranja allí es para morirse. Acercarse a ver a los viejos olvidados y ver como se desgarran las entrañas en estado puro , para que las luces de la navidad te hagan sentir como un niño y colorín colorado este viaje ha terminado.

La abstracción del paisaje del romanticismo nórdico al expresionismo abstracto

los etruscos

Paula Rego

7 comentarios:

mireias32 dijo...

No creo que tengas memoria de pez, lo mas posible es que la ciudad, cada rincón cambie constantemente y ese es su mayor encanto, que cada día aparece diferente a nuestros ojos
Besos de domingo
Lady Bourbon

ISOBEL dijo...

gracias mireias 32, tienes razón, la luz cada día es distinta y nuestra mirada también

KRYSS dijo...

La sensación que te invade cuando comienzas a caminar sin destino es genial.
Me encanta la ultima foto, y la de la esfinge del Museo de Arqueología, yo tengo una parecida de esta ;-)

ISOBEL dijo...

la composición no esta bien, pero es que salia velazquez,tendrías que ver la que hice a la salida con las luces de fondo y los reflejos metalicos, por no hablar de algunas del atardecer sobre los edificios con esos colores dorados,que la que salio era la mas oscura, vamos que aun estoy muy verde en esto de poner fotos

KRYSS dijo...

Bueno no te preocupes, haber si poco a poco nos las pones para deleitarnos con esas escenas!
MUAKS

Landahlauts dijo...

Los que somos de ciudades pequeñas, le tenemos cierto vértigo a una ciudad como Madrid.
En mi caso además, jamás la he recorrido perdiéndome...ni siquiera me lo había planteado.
Con tus fotos me lo estoy comenzando a plantear.

Saludos.

ISOBEL dijo...

No lo dudes, lo mejor de las ciudades es perderse por ellas, lo bueno de las grandes es que siempre te encuentras