jueves, 6 de diciembre de 2007

la brizna


Tengo ganas de gritar hasta estallar en pedazos, de llorar y dejar que mis lagrimas dibujen ramas para acariciar mis mejillas, de mirar al cielo con los brazos en alto y que la lluvia me abrace , de bailar como una loca, de correr sin rumbo, de rodar por la hierba colina abajo, y mientras tanto …algo te dice que mañana será otro día, y poco a poco vas tomando una mísera consciencia de ti, de todo lo que tenias dormido y lucha por salir, asusta. Asusta por la incertidumbre, porque siento y hacia tiempo que no sentía, es una sensación que siempre ha estado ahí, pero al menor intento de aflorar te encargabas de cortarla.

Una brizna de hierba que surge en medio del asfalto, desafiando a la razón, puedes cortarla, arrancarla, pisarla, no te engañes las raíces están ahí y ante el menor descuido volverá a resurgir. Tendré que darla una oportunidad y dejar que crezca y se convierta en lo que ella quiera, la imagen me sobrecoge… no se si yo soy la brizna o el asfalto, pero lo único que tengo claro es que hay vida, mejor dicho soy vida.

6 comentarios:

Navarro dijo...

Eres vida, que caminas entre el asfalto y la brizna.
Eres luz, que apagas la oscuridad de las noches.

Un besito!!!

Orestes (Ex Al) dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Orestes (Ex Al) dijo...

A ISABEL

Tu eres vida y lo demuestras con tus palabras. Esa brizna de hierba déjala crecer y a lo mejor se convierte en hermosa flor que tapa el frio asfalto.
No es cuestión de convertir la ciudad en un parque, pero al menos que se le aproxime.
De todas maneras, la mejor flor eres tu.
Un beso

Iván dijo...

Tienes que darle rienda suelta a tus dudas por que solo ellas tienen la capacidad de transformarse en seguridad.

ISOBEL dijo...

gracias a todos, vuestras palabras son el alimento, la lluvia fresca que da vida

KRYSS dijo...

Tus palabras si que son la lluvia fresca que da vida y esperanza.
Pero sobre todo vida