miércoles, 18 de junio de 2008

transformación

Purple Rain - Prince
A veces y sólo a veces sientes que alguien te oprime el corazón o las entrañas, la verdad me es difícil describirlo, pero si tuviese que colocarlo... se exactamente donde se encuentra, dentro de mi, en una parte inmaterial-material muy concreta.
Ese ahogador dolor de buenas a primeras se transforma en aire, en luz, en amor a no se que...en vida y te sientes tocado por la felicidad, esa felicidad que lo inunda todo y no habías sido capaz de
percibir antes, pero siempre está ahí y decides llevártela contigo, sabiendo que estas andando tu camino y que sigues de viaje, no conoces el destino... eso es lo menos importante, pero esa sonrisa interior te dice que por fin la brújula ha dejado de estar loca, que eres tu quien marca tu norte inexistente, y eso...justo eso, te hace libre y fuerte.

20 comentarios:

Max dijo...

A veces, y sólo a veces, la brújula se siente cansada y deja de funcionar correctamente; en ese caso, o la sustituyes por otra nueva, o la reparas con unas gotitas de luz, de amor, de risas, de optimismo.

Un beso guapa

.gpb dijo...

soy de los que piensan que hay que dejarse llevar.
el sentir para vivir.

muy linda descripción

saludos!!

.gpb dijo...

soy de los que piensan que hay que dejarse llevar.
el sentir para vivir.

muy linda descripción

saludos!!

Espectadora dijo...

Disfrutalo niña, porque no siempre la brújula que llevas dentro te indica el norte. No sé porque extraña razón la mayoría de las veces sus agujas giran sin sentido.
Pero este momento debes vivirlo con intensidad y por supuesto, hacérnos partícipes de ello.
Besicos y que pases un buen día.

irene buscando la felicidad dijo...

Conozco esa sensación...
Caminar por la calle irradiando luz, sintiendo de pronto que todo es fácil, que la vida tiene sentido, y que es increiblemente sencilla y hermosa...
Lo malo es que nunca consigo esa sensación demasiado tiempo.
Disfrutala.
Un besito, linda Isobel.

JESUS y ENCARNA dijo...

Que bien escribes niña!!! conozco esa sensación de opresión en el corazón y en las entrañas, la tengo bien ubicada y me acompaña a diario, lo que pasa que algunas veces si se me convierte en luz, pero otras se queda ahí, persistente, tenaz, molesta y no soy capaz de librarme de ella.
Molts petonets y molta SORT!!
Encarna

Landahlauts dijo...

La brújula... aunque señale siempre el norte, no quiere decir que nuestro norte esté ahí.
Al final siempre hay que mirar las estrellas...

juan rafael dijo...

Eso es ser positiva.

Café con Agua dijo...

Respira profundo, y disfruta...
Lo que dure, da igual!


Besos y abrazos Isobel.

ISOBEL dijo...

Ayer se encendió el piloto de emergencia, o de supervivencia,un día desastroso..., pero como yo digo, si la mañana empieza mal, la tarde te regala siempre algo para compensar.
Mi brújula anda sin sentido, el norte... ¿quien busca un norte?, sólo se que voy acertando.
Estoy en un momento de cambio, bueno puede que sólo en cuestiones de trabajo, pero... una se adapta.
besitos con temblequera.

P.D. lo mejor... tengo la sensibilidad a flor de piel, siento hasta el último poro de mi ser y de mi alma.

dintel dijo...

...libre y fuerte. (Resuena en mi mente).

Isabel dijo...

Me parece estupendo... percibirte así es una gran cosa, sobre todo por lo mucho que se contagia esa sensación de felicidad que viene no se sabe bien de dónde. Besitos.

panterablanca dijo...

Uffff... sí que es horrible tener un día de esos en que todo se hace una montaña y parece que la vida está contra ti. Menos mal que no es una sensación eterna.
Me alegro de que te recuperaras:-)
Besos selváticos.

Belén dijo...

Lo que hay que intentar es siempre tirar pa alante porque no nos queda otra querida amiga... lo que pasa es que necesitamos nuestros momentos de opresión de pecho...

Besicos

AdR dijo...

Es así, eso te hace más fuerte. A mí, más que ser las personas quien me oprimen el corazón... soy yo mismo, si lo pienso bien siempre soy yo.

Besos

El Secretario dijo...

Hola CL.

Lluvia púrpura de transformaciones.

El chakra del corazón, de color verde (o púrpura, si quieres...) y el chakra del plexo solar, de color amarillo (o púrpura, si quieres…), definen nuestros sufrimientos, nuestras pasiones, nuestro amor, nuestro dolor, nuestra alegría…

Y se funden en esa sonrisa interior que tú tan bien has definido.

Feliz dolor.

Abrazo bajo la lluvia de palomas de color púrpura.

satira dijo...

me encanto lo que escribiste de marcar uno mismo su camino de la libertad y la felicidad


saty

sallopilig ref dijo...

para comentarlo...

d´Agolada dijo...

Cuanta razón tienes, esa sensación que te hace libre y fuerte es estupenda, hai que disfrutarla. Por cierto, muy bonito el cuadro.

Sibyla dijo...

Que sigas sabiendo captar la felicidad, siempre que aparezca a un palmo de tu mano...

Un abrazo:)