lunes, 29 de marzo de 2010

sal




Hoy vengo con deformación profesional. Sí, la profesion me esta deformando, dejando las tonterías a un lado, alguien me enseño a mirar de cerca, a apreciar la imperfección de la mano humana y sobre todo aprendí que el tiempo pasa y nos va borrando poco a poco.

Que dulce es acariciar con la mirada.

14 comentarios:

isobel dijo...

esta entrada esta dedicada a todos aquellos que me han-habéis enseñado a mirar, un abrazo.

leo dijo...

El tiempo nos borra, sí. Menos mal. Aunque da pena, cuando vemos obras de arte de la antiguedad e imaginamos cómo habrían sido en todo su esplendor.
Qué suerte, que alguien eduque la mirada...
Un beso, Isa.

fer dijo...

Eso es lo que tú crees. Borra unas cosas, otras ni se atreve. Sería una aventura imposible.

Besos

Belén dijo...

Yo creo que el ser humano es perfecto dentro de su imperfección, eso salta a la vista ;)

Besicos

juan rafael dijo...

Eso del roce erosiona bastante.

Tawaki dijo...

No sé si nos borra poco a poco o de un plumazo, pero en los detalles está la perfección.

Un beso.

Cris dijo...

La imperfección es mucho más bonita...
:)
Qué bonita entrada.

Besos!

AdR dijo...

Tú ya sabías mirar desde antes de conocernos. Y lo más importante, y pocos saben, es que sabes hacernos mirar lo que pintas y lo que fotografías.

Besos.

La Rata Paleolítica dijo...

Siempre me impresiona el imaginar como fueron algunas cosas en elmomento en que fueron creadas, antes de que el tiempo pasara por allí.

Jesús.

J dijo...

Borradulce.

Isabel dijo...

Tú siempre has tenido la sensibilidad en la mirada, por eso eres artista, niña. Besos.

María Cristina dijo...

un gusto leerte despues de mucho tiempo, abrazos

Landahlauts dijo...

El tiempo nos borra, aunque seamos de piedra...

Saludos, Isabel

dintel dijo...

Genial la imagen... del tiempo borrador, digo.